Factores SEO

Los Factores SEO más importantes

El objetivo que se tiene con el SEO es estar posicionado lo más arriba posible en los resultados de búsqueda de Google para la máxima cantidad de palabras que se pueda y estén relacionadas con nuestro sitio. 

En las siguientes líneas, vamos a analizar cuáles son los factores que tiene en cuenta Google para colocar las páginas más arriba o más abajo. Es importante destacar que no se conocen todos estos factores, ni tampoco el peso exacto que tiene cada uno, pero se ha conseguido hacer grandes aproximaciones a este algoritmo.

Antes de empezar, es importante destacar la función de Google. El objetivo, o mejor dicho, la misión de Google es poder clasificar toda la información mundial y poderla hacer accesible a todo el mundo, ofreciendo la información más relevante a cada usuario para resolver sus dudas o problemas. De este modo, Google cada vez intenta hacer su algoritmo «más humano», de tal forma que consiga resolver los problemas y dudas humanas de la forma más natural posible.

También, es importante tener en cuenta que hay 2 o 3 grandes actualizaciones del algoritmo de Google cada año. Estas actualizaciones hacen que los puestos de las páginas puedan cambiar, mejorando el posicionamiento de unas y empeorando el de otras. Por ello, el SEO es un trabajo permanente, que se tiene que ir revisando y complementando.

Una vez visto esto, vamos a explicar algunos conceptos que es necesario entender para entender cómo funciona Google y cómo nos posiciona:

Google Sandbox

Los informáticos conocen el concepto de Sandbox o «caja de arena», por lo que para nosotros es más fácil entender sólo por el título de qué va esto. Google Sandbox consiste en una especie de «patio» donde Google posiciona las páginas al principio, antes de dejarlas subir a los primeros puestos. 

Así, la web durante un cierto periodo variable pasa un profundo análisis, mediante el cual se determina la validez, el posicionamiento que se le dará y, entre otras cosas, si es una web spam o no.

Respecto a esto, una web puede ser spam si recibe numerosos backlinks en poco tiempo, o si se utiliza para dar backlinks a otras webs. El tema del backlinking lo veremos más abajo.

Por ende, para conseguir que una web salga de la sandbox y consiga estar bien posicionada, lo que es necesario es tenerla técnicamente perfecta, teniendo solucionadas, entre otras cosas, los enlaces rotos, las URL’s canónicas, páginas de carga lenta…

Backlinking

El backlinking es una de las partes más importantes del SEO. Consiste en uno de los pilares del mismo, y conlleva la obtención de enlaces de otras páginas web que apunten a la nuestra. 

Pero antes de aventurarnos a conseguir decenas de enlaces (cosa que es más difícil de lo que parece), es necesario conocer que es mejor tener pocos enlaces de muy alta calidad que muchos enlaces de poca calidad. Y la calidad se determina por un principio, y es el de Autoridad del Dominio.

Algunas estrategias de backlinking pasan por la compra de enlaces a páginas con alta autoridad (que puede ascender a cifras superiores a mil euros), el contacto con webs de autoridad para publicar en su web artículos que hacemos nosotros a cambio de un link, estrategias de links caídos…

Posteriormente en el artículo veremos en más detalle algunos conceptos sobre backlinking, y también sobre enlazado interno.

Ahora que conocemos estos conceptos, pasemos a la siguiente fase: La explicación de los principales factores SEO. No están ordenados por importancia, puesto que hay muchos detalles y algunos tienen importancias parecidas y es complicado hacer una clasificación (nadie conoce el algoritmo de Google al 100%).

Primer Factor SEO: El Dominio

El dominio es uno de esos factores que todo experto en SEO debe dominar, puesto que existen verdades y mitos sobre el mismo y es necesario conocer en qué se pone el foco para poder optimizar nuestros recursos en este factor.

Uno de los elementos que más se ha hablado es de la antigüedad del dominio. Muchos SEO han afirmado durante tiempo que el hecho de que un dominio lleve tiempo en internet hace que ya de por sí tenga cierto peso y que ayuda al SEO. Esto es falso, tal como afirma John Mueller (analista de tendencias en Google Webmasters). Según este experto, los dominios, ya sean recién comprados o lleven tiempo en internet, pueden tener una buena clasificación siempre que el contenido que ofrezcan en ellos sea actualizado y de interés.

Por otro lado, se ha hablado bastante sobre las palabras clave en el dominio. En este caso, tener nuestras palabras clave en el dominio es relevante e interesante, y nos ayuda en el posicionamiento SEO. Dicho esto, Google hace tiempo modificó el algoritmo para restarle valor, pero aún así es una ventaja que podemos aprovechar en caso de que el dominio ideal esté disponible. Para ello, resulta interesante que la palabra clave esté la primera, puesto que según Moz (herramienta especializada en SEO), el hecho de tener la palabra clave la primera ayuda a posicionar más arriba.

Sigamos. Hablemos sobre el historial del dominio. Un dominio, con el paso del tiempo, puede ir acumulando backlinks de forma natural, y esto beneficia al propietario del dominio. Pero si el dominio pasa por demasiados propietarios, finalmente Google acaba reestableciendo los backlinks que le apuntan, por lo que pierde el interés. Aunque es el factor más raro de dentro de los dominios, creo interesante tenerlo en cuenta.

Ahora tenemos que tener en cuenta el «WhoIs« del dominio. Esta es una información que nos permite saber quién es el titular de un dominio, hasta cuando lo tendrá en posesión y los datos de contacto con el técnico que lleva dicho dominio. El hecho de hacer privado el WhoIs no tiene por qué ser malo, pero si Google empieza a sospechar de nosotros por otros factores SEO, el hecho de que el WhoIs esté en privado hace que vaya a sospechar aún más.

Aunque también tiene que ver con el apartado siguiente (SEO a nivel de página), podemos añadir aquí que las URL’s más largas suelen posicionar peor. Según Ahrefs, las URL’s excesivamente largas son perjudiciales para el ranking de la web, entre otras cosas porque son más complicadas de leer y/o memorizar por los usuarios. De esta forma, no pasar de los 30 caracteres, en caso de ser posible, es lo óptimo.

Finalmente, hablemos de los dominios con código de país. Estos son los dominios que acaban con un código de país, como un «.es» (España) o un «.fr» (Francia). El hecho de tener un dominio con un código de país se ha demostrado que tiene un poco de influencia positiva en el posicionamiento dentro de dicho país, pero tiene influencia negativa en el posicionamiento fuera de las fronteras. Por ello, hay que valorar qué negocio se tiene o qué se quiere posicionar para comprobar si nos interesa más un «.com» o un «.es», en el caso de España.

Bonus Track: Échale un ojo a este vídeo de Google Webmasters. Es muy cortito y creo que es interesante.

Segundo Factor SEO: Las Páginas de la Web

En primer lugar, y como elemento más importante para casi todos los SEOs, el título de la página es de los elementos cruciales para poder posicionar bien.  Es lo primero que mira Google para saber qué contenido hay en dicha página. Su límite con 70 caracteres, y, según Moz, si colocamos la palabra clave al principio funcionará mucho mejor el posicionamiento.

Siguiendo en el flujo de la página, aparte del título tenemos los encabezados de las secciones de cada página (h1, h2, …, h6). Estos sirven para distribuir la página en secciones y estructurar el contenido y, aunque tienen un peso menor que el título (y cuanto mayor sea el número del h menor peso tienen), son necesarios puesto que también nos ayudan a posicionar, especialmente el h1. Si no eres técnico, y quieres saber cómo funciona esto, échale un ojo a W3Schools, que es una de las mejores guías de programación web que hay.

Otro factor técnico, pero que hay que tener en cuenta, es la etiqueta canonical. Esta etiqueta fue presentada en 2009 por Google, Yahoo y Bing, y se inventó para evitar el contenido duplicado o muy similar en el SEO. Es interesante tenerla optimizada, y asegurarnos en el Google Search Console que todas las canonicals están bien indexadas. Como «pro tip», y aunque no es obligatorio, es recomendable acabar todas las canonicals con «/» para evitar cualquier tipo de incidencia y tener todas las páginas de la web iguales siguiendo el mismo patrón.

Vamos a pasar a un factor que, aunque no aporta al SEO, es importante tenerlo controlado: La Meta Descripción. Este es el texto que, cuando hacemos una búsqueda en Google, aparece debajo de cada link de cada web explicando qué hay en la página. No tiene valor SEO directo, pero influye en si la persona entra en la web o no, lo que al final sí tiene valor SEO, por lo que es necesario no descuidarlas. Aparte, se cree que tener meta descripciones repetidas influye negativamente en el SEO de la web. De hecho, Google Search Console informa de si se tienen demasiadas repetidas.

Meta descripción
Ejemplo de Meta Descripción

Uno de los factores clave es la longitud del contenido. Está demostrado que contenido denso y con abundante cantidad de información posiciona mejor que contenido muy corto y que no toque un tema en profundidad. Esto está demostrado por varios estudios SEO, donde de media los artículos que nos encontramos más arriba superan las 2.000 palabras, y los que peor posicionan apenas superan las 300. Esto supone 2 cosas:

  • Si el artículo es interesante, mayor tiempo en página lo que mejora el SEO
  • Si el artículo es interesante, mayor navegación por la página, menor tasa de rebote y mejor SEO

También, dentro de este contenido de las páginas es interesante ver cuántas veces tenemos que repetir la palabra clave para posicionar bien. Anteriormente, había que repetir la palabra «hasta en la sopa» para posicionar más arriba (Keyword Stuffing), pero actualmente el algoritmo de Google detecta esto y lo considera como «poco natural» y por lo tanto lo penaliza. Por ende, es interesante chequear que la incluimos varias veces, pero también hay que tener en cuenta que gracias al LSI de Google podemos añadir sinónimos y ponerla de forma natural en el texto. También comentar que hay algunos SEOs que afirman que el hecho de que una palabra clave aparezca dentro de las 100 primeras palabras de la página hace que posicione ligeramente mejor.

El penúltimo elemento a tener en cuenta son los enlaces salientes de la página, para referenciar a otras páginas. Si se tienen pocos enlaces «dofollow» salientes, y estos apuntan a sitios de calidad, Google entenderá que nuestra página web es de calidad y fiable. En cambio, si tenemos muchos enlaces y apuntando a webs con poco peso, Google sospechará de la calidad de nuestra página y por lo tanto no posicionará tan arriba.

Mención aparte requiere el hecho del enlazado interno de la web, donde el hecho de tener un buen enlazado interno, y una buena estructura jerárquica, hace que el peso de las páginas inferiores se infiera a las superiores y por lo tanto se consiga posicionar dichas páginas mejor.

Por último, es interesante hablar de la frecuencia de actualización de la página. La frecuencia de actualización actúa de manera muy positiva como factor de ranking, por lo que el hecho de tener la página web actualizada es interesante para nuestro beneficio. De hecho, una de las últimas actualizaciones de Google Caffeine favorece los resultados recientemente publicados o actualizados.

Tercer Factor SEO: El sitio web

El sitio web es otra de las cosas a tener en cuenta del SEO On-Page (es decir, de las cosas que podemos modificar dentro de la página). Para ello, algunas de los factores SEO más importantes a tener en cuenta son:

En primer lugar, a Google le gusta mucho eso de ser creíble, por lo que el añadir una «página de contáctanos« suele ser signo de que no tenemos nada que esconder y que no somos anónimos. Además, si la información coincide con la del Whois, mejor que mejor, aunque esto no es obligatorio.

En segundo lugar, hay que tener muy en cuenta la estructura de la web. Por ello, las estructuras sencillas gustan a los usuarios y a los rastreadores de Google, lo que hacen que suelan posicionar más arriba. Si a esto le añadimos los breadcrumbs o migas de pan, también se ayuda tanto a los usuarios como a los motores de búsqueda a saber donde se encuentran. Si a esto le añadimos un sitemap (en xml normalmente), ayudaremos aún más a Google a rastrearnos correctamente.

Migas de pan
Ejemplo de Migas de Pan en Amazon

En tercer lugar, uno de los factores clave es dónde está alojada la página web, es decir, el servidor. Algunos factores como el número de caídas del servidor, la ubicación de donde está, el tiempo de respuesta… son claves para el posicionamiento y la carga web. Además, tenemos que tener instalado en el servidor (y por ende en la página) un certificado SSL, puesto que Google ya ha confirmado que esto cada vez tiene más importancia y que cada vez posicionará peor las páginas que no tengan HTTPS implementado.

Otro de los elementos que ayudan a Google a determinar si el sitio web es de confianza es que tengan los términos de servicio y el aviso legal. 

En caso de que nuestro sitio web sea de una empresa, es totalmente recomendable que nos creemos un Google My Business. Esta herramienta nos da innumerables ventajas:

  1. Podemos posicionarnos en el SEO Local, y que nos encuentren en Google Maps
  2. Enriquecemos el Knowledge Graph de Google, lo que nos hace más notorios y que, cuando nos busquen, se pueda encontrar más información sobre nosotros
  3. En el Google My Business se muestra la web (lo que genera tráfico), el teléfono, el horario de apertura… lo que implica que los clientes van a saber sobre nosotros. De hecho, el tener esta información actualizada es vital para rankear arriba.
  4. Podemos recibir reviews de clientes y de gente que nos conoce, y con estas reviews mostramos a Google que ofrecemos un servicio de calidad. Pero no solo a Google, también a los clientes, lo que es una fuerte fuente de atracción.

Finalmente, y esta vez como elemento más importante, la optimización para dispositivos móviles de la página web hoy en día es algo imperioso. De hecho, muchos expertos SEO recomiendan ya hacer la página para móviles y luego ya pensar en la de desktop. Google ya ha confirmado que aquellos sitios que están adaptados al móvil, y que son responsive, posicionarán más arriba que aquellos que no lo estén, puesto que el tráfico móvil hoy en día es más del 50% del tráfico de internet. De esta forma, herramientas como AMP nos pueden ayudar a generar páginas optimizadas para móviles.

Cuarto Factor SEO: El backlinking

Como hemos visto anteriormente, los backlinks son aquellos links de webs externas que apuntan a la nuestra por cualquier razón. Recordemos que es una de los elementos más importantes en el SEO, pero de los más difíciles de conseguir. Vamos a ver cuales son los principales factores dentro del backlinking:

En primer lugar, y como es obvio, el número de backlinks afecta mucho al resultado final. También cuentan incluso si  varios provienen del mismo dominio, aunque en este caso en menor medida. Como veremos en la siguiente imagen, la cantidad de backlinks necesarios es muy alta para posicionar muy arriba.

El número de dominios que tienen un link hacia nosotros: Siguiendo la explicación anterior, valdrá mucho más que haya 10 dominios con un link hacia nuestra página que una página con 10 links a la nuestra. Por ello, en la estrategia de backlinking hay que encontrar las máximas páginas de calidad posibles para conseguir backlinks, y una vez que se tiene un backlink de una no merece la pena esforzarse mucho más en esa. Si queremos posicionarnos en la primera posición, la mediana de backlinks que hay que conseguir es de unos 300, mientras que posiciones inferiores de la primera página se suelen conformar con una mediana de unos 80-100.

Backlinks necesarios
Número de backlinks necesarios para posicionar en la primera página

Uno de los factores menos conocidos es la edad de los backlinks. Así, según Google los links que tienen una mayor antigüedad producen mejor posicionamiento que los links nuevos. Esto le da a Google una señal de fiabilidad, de que si una serie de links han existido durante un tiempo y permanecen en el mismo lugar, es buena señal para confiar de la web que los recibe.

Muchos SEOs piensan que los dominios desde las páginas .edu o .gov van a tener más peso o generar más confianza a Google. Matt Cutts, ex director del departamento contra el spam de Google, confirmó que esto no tiene nada que ver con la calidad o el peso del backlink.

La posición de un link en la página también es de interés. Si el link aparece dentro del contenido de la página, será más efectivo que si se coloca en el footer de la misma.

Finalmente, hablemos de ALT y anchor text. En caso de usar una imagen que posea un link, la etiqueta ALT funciona como texto ancla, por lo que es muy necesaria introducirla. Los textos ancla son aquellos que muestran una breve descripción del contenido que espera una vez se haga click en el link. Por ejemplo, en el siguiente link Jorge de Andrés González, mi nombre y apellidos son el texto ancla o anchor text, que sirven para que el usuario sepa que se va a encontrar mi web cuando pulse. A nivel de SEO, cada vez son menos importantes, aunque es interesante seguir incluyendo con moderación las keywords por las que queremos posicionar para que se tengan en cuenta.

Quinto Factor SEO: La interacción del usuario

Cómo el usuario interacciona con nuestra página web es clave para Google para saber si nuestra web es interesante, y para saber si ofrecemos contenido de calidad y que puede ayudar a la gente (recordemos la misión que tienen). Por ello, vamos a ver algunos de los factores que tenemos que tener en cuenta para optimizar la interacción del usuario con nuestra página web y conseguir mejorar en este apartado SEO:

En primer lugar, vamos a ver el tráfico directo. Este consiste en la cantidad de personas que visitan la web, y la frecuencia con la que lo hacen. Así, Google determina que los sitios con mayor cantidad de tráfico directo son de mucha mayor calidad que los que reciben muy poco tráfico directo.

Por otro lado, el tiempo de visita es crucial. También es uno de los factores que usa Google para medir la calidad de nuestro contenido (que la gente lo considere útil y no se aburra).

Muy relacionado con el punto anterior se encuentra la tasa de rebote. Esta consiste en el porcentaje de las personas que han entrado a la web y se han salido sin hacer ninguna otra interacción. Una tasa de rebote elevada implica que a las personas no les gusta demasiado el contenido publicado, y probablemente no sea de mucha calidad o innovador.

Extremadamente relacionado con el punto anterior, y una de las peores cosas que nos pueden pasar, es el pogo-sticking. Este es un fenómeno mediante el cual una persona clicka en nuestra web, se marcha (tras haber visto una sola página) y entonces entra en la página siguiente. Como es de comprender, esto Google lo interpreta como una auténtica falta de relevancia o de calidad, y así daña el posicionamiento de las páginas que lo sufren demasiado a menudo.

Las páginas por sesión consisten en el número de páginas que visita de media una persona en una sesión. Es decir, si cada persona visita 2 páginas de nuestra web en cada sesión, el valor será 2.

En caso de aceptar comentarios, las páginas que tienen numerosos comentarios son denotadas por Google como de calidad de contenido.

El almacenamiento de la página en marcadores de Google Chrome se cree que mejora, ligeramente, el posicionamiento de las webs.

Otros factores SEO importantes

A continuación, se ofrecen otros factores SEO que pueden ser muy beneficiosos para estar más arriba o conseguir atraer más tráfico a la web:

  1. No es Google el único buscador que existe. Youtube es el segundo mayor buscador del mundo, Google Maps es otro gran buscador… y todos están relacionados con el de Google. Por ello, hacer vídeos y conseguirles popularidad en Youtube, implementar datos estructurados para aparecer en Google Shopping (en caso de que se tenga un e-commerce), o tener un Google My Business optimizado, hace que se puedan posicionar mucho mejor en Google y que se atraiga mucho más tráfico a la web.
  2. Crea redes sociales. El hecho de tener redes sociales ya es, en sí, una estrategia de branding, lo que ya beneficia en imagen a la empresa o persona que las usa. Si además conseguimos mucho engagement en las redes sociales con nuestra web, Google lo notará, el tráfico lo notará y podremos posicionar más arriba.
  3. Google tiene en cuenta la geolocalización desde la que se busca para ofrecer resultados conforme a la ciudad o la región de manera prioritaria. Esto se da especialmente en el Local SEO de Google My Business, aunque también se da en la web. Hay que tenerlo en cuenta para posicionar.

Aunque conozco que hay muchos más factores SEO, creo que en las líneas superiores se han comentado los más importantes y los más interesantes a tener en cuenta de cara a establecer una estrategia SEO.

Es importante conocer que el algoritmo de Google, cuanto más humano es, más complejo de entender, por lo que es importante que si se es principiante se tenga paciencia con esto, y si es posible que un experto te pueda aconsejar (yo tuve suerte en mi caso).

Espero que haya sido de utilidad el post, ¡un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si sigue navegando por esta página daremos por hecho que acepta nuestra política de cookies.    Ver Política de cookies